Educar es lo mismo que poner un motor a una barca, hay que medir, pensar, equilibrar, y poner todo en marcha. Pero para eso, uno tiene que llevar en el alma un poco de marino, un poco de pirata, un poco de poeta, y un kilo y medio de paciencia concentrada. Pero es consolador soñar, mientras uno trabaja, que esa barca, ese niño, esa niña, irá muy lejos por el agua. Soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras hacia puertos distantes, hacia islas lejanas. Gabriel Celaya

miércoles, 20 de diciembre de 2017

FESTIVAL DE NAVIDAD: UN BELÉN DE FANTASÍA

Hemos cantado y bailado nuestro villancico de fantasía... 
Todos guapísimos hemos llegado a la hora al colegio y hemos ido a nuestra clase.
Pero aún nos tocaba esperar hasta que acabaran los compañeros de tres años.
En ese tiempo en clase hemos estado respirando para estar relajados y hemos posado para estar así de guapos.
Con Marina
Con Concha


 Y por mesas
                                                                                                                Mesa amarilla
 Mesa azul
                                  Mesa roja
Mesa verde
Y alguna más de la actuación...
 Entre bambalinas, ese momento que las familias NUNCA ven
Presentando su actuación





Lo han hecho genial, incluso en inglés
Hasta los papis y mamis se han animado a cantar este año

No hay comentarios:

Publicar un comentario